9.6.12

LAS PALABRAS GRITAN EN SILENCIO




Siento que recorres por mis venas
y no encuentras salida,
ya no aguanto y no siento mis ojos,
empiezo a recordar aquella tarde naranja
un cielo verde y rojo
como la sangre que hierve en mi interior.

Tengo ira y quiero desaparecer
y mandar a volar mis pensamientos,
mandarlos lejos o embotellarlos
mandar lejos a mi ira pero a la vez disfruto estar con ella;
quiero que todo se calme y a la vez no,
quiero que mi corazón se calme antes que explote
y que mis ojos te vean antes que los pierda.

Siento que voy a golpear el cielo y a escupirlo
y que no caerá sobre mí,
siento que puedo correr y desaparecer y que todo se calmará
siento mi ira que va creciendo con cada latido
y se triplican los latidos.

Ya no aguanto y quiero respirar,
olvidar todo mi olvido
y olvidar que alguna vez recordé,
quiero olvidar las fechas,
ya sean en Septiembre o en Febrero
quiero mandar lejos los números que me atormentan
esas imágines en la madrugada
y que las lágrimas sean recogidas.

Quiero gritar y desaparecer,
que todos me escuchen
todos aquellos que piensan ser más fuertes que yo
y que dicen que es fácil vencerme con fuerza
y verlos llorar cuando los invite a entrar en mi mente
verlos retorcerse de dolor dentro de mi cerebro.

Quiero gritar ante las quimeras
y en medio del sueño utópico,
quiero reír en sus rostros de asombro
en medio de ese lupanar,
quiero gritar porque no aguanto esta ira,
quiero volar y sentir la deshumanización y divinización al igual que lo hicieron con Jesús
y tal vez yo tampoco tengo miedo de morir entre pájaros y árboles
como decía Heraud y yo también veo los dados de los que habla Vallejo
y no tengo miedo a ser cadáver al costado del camino
en un poema de Baudelaire.

Quiero seguir con mi Ira porque es mi oxígeno
y es mi fuerza,
quiero sentir que respiras
porque así sé que yo vivo,
quiero seguir porque ya anduve muerto algún tiempo,
quiero escribir porque es mi alimento,
quiero seguir con mi ira,
quiero ver fechas para seguir sintiendo ira
y que el frío siga golpeando mis huesos,
quiero seguir gritando lo que estas palabras me gritan en silencio.

2.6.12

NO SOY



Mi corazón era alma de gitano demente,
no sentía fuerza y aún así temblaba,
mi corazón reflejaba tus ojos de mediodía,
mientras que yo quiero que llegue la noche a esos ojos;
ojos de sangre marchita,
ojos de espejo traicionado,
ojos de escalera moribunda.

Yo quiero que gastes tus besos,
ser indeseable en muladar,
yo quiero que corras fuerte y no respires
y veas lo que yo sobres celdas blancas.

Yo no soy el que tú crees,
yo no voy a acompañarte al pie de una cama.
Yo no soy mensajero nocturno
ni alma de grillo ni luz.

26.5.12

Huida II



II

Salió fuerte sobre el oscuro furtivo,
 sobre noche en los ojos;
traicionando la mente de los niños
ahogando el ruido de la ciudad con sus voces de mentiras;
salió como hedor que emana de ese cuerpo
entre risas tontas, entre tragos y luces
entre coqueteos de una prostituta pelirroja
sobre el vaivén de las dos puertas
y la bailarina que muere eternamente entre ellas.
Las cruces siguen de pie mirando,
riendo entre nuestros mares, entre los ríos que dan muerte
entre ríos de oro y mugre...
lanza una mirada y es acido sobre el costado
sangrante sobre hiel, sangrante sobre ojos;
los muertos no resucitarán en esa esquina,
los muertos no se vengarán antes de mi;
los que llegan en balcón en balcón morirán,
los que ríen de lejos morirán,
los que corren y huyen morirán...
Fobos cenará esta noche
y cenará tu piel hecha mierda.

19.5.12

La Huida




I

Salió fuerte sobre el oscuro,
habló a mis espaldas, traicionó mi mente y me mostró fuego;
jugó con la cruz de un profeta,
sobre hielo negro nauseabundo
... ahora corrompe los parques,
inunda con su vómito lenguaje
miedo acompañante de los esperados,
miedo corrupto en las esquinas
ahogador de luces, ahogador de edenes.

… cuenta dos vasos más sobre la mirada de una mujer desnuda,
arriba están jugando, aquí en duda sobre tu miedo;
corre una, dos, menos tres veces más.
El miedo corre latidos por segundo,
el viento sale fuerte sobre el oscuro
en la espera de Deimos sobre esta noche
en la espera de los desolados.

18.3.12

Entre reflejos




Olas marcadas, visita vespertina, corazón y mar
infinita luciérnaga sobre el reloj
celda vacía, salas vacías, un dios en las velas
y una mirada incompleta;
una mirada de ojos donde escribo:
acá no viviré!

un vidrio opacado y una flama hecha infierno
una música en orgasmo y una voz que grita se acabó!

Hoy pregonan tus sueños de animales gigantes,
tus brazos fuertes hechos de sonrisas,
de amenazas en mutilaciones
de risas prófugas y espejos encantados.

No hay más inicios benditos
ni letras tambaleantes
ni soles que digan esto es el final!
no habrán palabras que aprendas sin mi,
no hay escudos que no seamos nosotros.

Olas, búsquedas, hallazgos
no hay más oscuros,
no hay más cerebros desechos.

Hoy saldré a ocupar las calles
a despedir tus noches
a vivir tu música
a vivir tu emoción.

Hoy voy a gritar y no hay muerte que nos siga
no hay puestas del sol,
no hay amaneceres
fuera de la bruma entre reflejos,
Hoy estas aqui!

Nota de la Imagen: Dibujo realizado por Pancho Pescador.

22.1.10

La Mujer que giraba entre dos puertas



El Encuentro

Estaba sentado recordando los extramuros de los sueños
en medio de una voz que gritaba,
una imagen
y la misma mirada de los fragmentos del cielo.

Estaba sentado frente a esas puertas
que dejaban pasar el viento frio
y unos chispazos de fuego.

Al medio estaba ella
Vestida de azul y ocaso
y de cabello negro.

La miro y está dando vueltas, girando
bailando al compás de la música
que gritaba en mi oído y aún así no la escuchaba.

Me observaba...
sus ojos delineban mis fronteras
estremecían cada nota, cada respiro
cada tiempo.

Seguía girando, avanzaba,
ella hablaba en otras lenguas
mientras que en mi cabeza se concentraban las gotas de agua
que cayeron sobre el pecho que dejaba de latir.

Inefabilidad.

Daba giros contemplando un gris silencio infrecuente,
ella invocaba a lo desconocido
reía, volteaba...

Avanzaba sobre la madera
y sobre el muro de mi cerebro nocturno,
ahora llena el aire
y da las gracias hacia una voz sin alma.

Avanzaba hacia mi
llegó...




29.9.09

POEMAS PROFANOS (Ed. Completa)



POEMAS PROFANOS

Y de un trazo salió el dolor,
que rompía los colores
de una nube vacía;
y en la esquina del grito ahogado
las voces me pedían
que siga estando aquí.


I

Iba cayendo
mientras estaba sentado en la noche
ahora tu mirada me intuye a morir.
Tienes mucho en qué pensar, o quizás no;
pero ya no estaré aquí.

Sigo siendo parte de este suicidio
tal vez ya no tengas que decirme,
sólo esperas que caiga tendido en tu desdén
no es tu intención, pero esta noche me perderé.

Aprensión que se veía venir,
dolor que se iba a sentir;
no supe cuanto, tanto;
sólo que iba a morir.

Tal vez esta tarde no pienses en mi
quizás nunca lo hiciste,
tal vez ahora tengas en qué pensar, tal vez;
pero lo que tienes que saber,
es que acabando el anochecer
ya no estaré junto a ti.

II

¿Crees que soy inmune?
ahora en que piensas,
Madre de una pena paria
de las palabras
y de las lágrimas, que ahora
se convertirán en sangre.

El alba es testigo
de alma que se fue perdiendo
a través del infinito
del disparo que me diste
de la mirada que me ofreciste.


En qué piensas Madre de mi dolor,
ahora me verás partir
con el frío de la noche
que te destruye la carne,
que pudre tu sangre,
que te rompe los huesos,
de esos que no sentía
cuando caía; cuando olvidabas
cuando te perdía.

Maldita luna que fue testigo de esta pena,
muerte, ahora seca las lágrimas
que caen en la habitación.

Ahora ya no me comentes de tus deseos
que más tarde me verás morir
tal vez ahí sientas lo que yo,
cuando te vi, cuando te perdí.

III

No hables nada nuevo,
Porque de lo desconocido surgiré.
Te arrastraré por espinas amargas
Encima del cielo,
Y del muladar haré tu hogar.

No ilumines nada,
Porque del crepúsculo sacaré las fuerzas
Que te destruirán.
Vagarás en la penumbra de mi cuerpo
No sentirás tus venas
Y tus huesos caerán.

Nadarás entre meandros y desagües
Porque eres lágrima de un dios
Que no sabe gritar.
Porque eres ser aborrecido
Por ángeles olvidados
Por todas las palabras
Que de mis labios no saldrán.

IV

Que tu sangre se evapore y carcoma,
Con el calor aborrecido,
Con esta mierda que observa,
Que se meta en su cuerpo de hedores.

Tanto esperas a lo desconocido, sombra ondulada.
Es lejana mi estancia,
Empieza a marchar porque en mi no estás.

Indesición, compañía, toda esta amalgama de ira.
Malditos seres, viajen, duerman en el basural,
Porque en mi no están.

V

¿No observas acaso la sangre?
De los caídos y sus lágrimas,
De seres que ya murieron
Pero que no están vencidos.

La muerte, el dolor,
La soledad…
No seas indiferente,
Que el eclipse te enlutará.

Maldito dolor que recuerda aquel día.

Maldito sonido taciturno, taquicardia,
Llamado ensimismado de la espera.

Que tu sangre me reconozca
Que tus huesos partan
Que tu piel no sienta
Lo que yo aquí, lo que yo ahora…

Todo cayó, empezó en todos lados,
Con los versos, con el tiempo,
Ahora tú.

8.8.09

El hombre que halló el silencio y la mujer que espera al futuro



…Lo arrastró, lo golpeó hacia una pared,
Lo estrelló contra el tiempo,
Su maldita espera.

¿No tienes conciencia acaso?
Espera al futuro
Y en los renglones leerás las causas,
El fuego indomable,
La sangre caída de mis ojos.

No te das cuenta que 61 pasos no son suficiente agonía,
Que 2 minutos es la eternidad,
Que una compañía solitaria
Envuelve toda el alma.

Y no muestras más,
Solo esta brizna…
Que tal vez se llama esperanza
O amenaza desesperación.

Sólo al mirar las dos puntas azules,
A los relojes en los cuatro lados (deberían)
Sólo al pie de una falsa virgen de espaldas,
Allí te darás cuenta.

29.7.09

29 deJulio... Esperándote



A Danalis Aller,
Sin importar la distancia o el tiempo
Sólo Tú


Engañó al silencio

Encalló en la noche

Dio el llamado a este lugar

Le puso nombre al viento

Su cabello bailaba

Su sombra era naranja

Llamó a los sueños: invierno

Sus lágrimas eran sangre

Su sangre era alma

Y su alma el despertar.

Mientras tanto…


Mis ojos de sangre revivirán,
derretirán las suelas opacas del último sueño
catapultado al infierno.


Mis ojos de sangre observarán tus cristales de hierro,
tu corazón hecho un alquimista,
rodeado por el canto del Fénix.


Mis ojos son tu alma, tu cuerpo, tus besos


Mis ojos son el llamado vespertino de otoño
y tus ojos los dueños de los míos.


Ahora Goethe me habla también de Ti


6 de diciembre 1772

“Su imagen me persigue: que duerma o que vele, ella sola llena toda mi alma.
Cuando cierro los párpados, en el cerebro, donde se encuentra la potencia de la vista, distingo claramente sus ojos marrones.
Es imposible que te explique esto.
Me duermo, y los veo también: siempre están allí, siempre fascinadores como el abismo.
Todo mi ser, todo, está absorto por ellos.
¿Qué es, pues, el hombre, ese semidiós, tan ensalzado? ¿No le faltan las fuerzas cuando más las necesita? y cuando bate sus alas en el cielo de los placeres, lo mismo que cuando se sumerge en la desesperación, ¿No se ve siempre detenido y condenado a convencerse de que es débil y pequeño, él, que esperaba perderse en lo infinito?”

Werther, Goethe


Quizás Werther entienda la naturaleza de la maldita distancia, pero ahora no me importa si ella quiere parecer un obstáculo, porque dentro de mi no existe la naturaleza de la distancia, sólo estás Tú, Tú y tus ojos infinitos,
Tú y tu sonrisa mirándome
Tú y tu abrazo calmando la agonía
Tú y tus labios convirtiéndose en mi droga
Tú, que entiendes mi corazón profano.


Una pregunta más:

¿Cuánto cuesta salir del olvido
y navegar a través de tus sueños,
poder vagar en tu pensamiento
sabiendo que la eternidad yace en tus labios?


Ahora mi voz se calma
Y el tiempo pronto pasará.
Estaré a tu lado
Y de mis labios seguirás escuchando
El Te Quiero que pronuncio ahora.

11.7.09

10 ó 11 de Julio


A Danalis Aller,
en el umbral de un día nuevo.

Esta noche no sé cómo empezar,
Es igual y distinta a la vez,
Sólo que mis palabras se introyectan
Y mi memoria aflora.

Pero por qué hoy,
Por qué a estas horas,
En el umbral de un día nuevo o anterior
¿Ya amaneció acaso?

Pero ahora mi mente me habla
Y se da cuenta que esta noche sí es distinta
Y no estoy confundido,
En verdad es distinta.

Por que hoy y ahora mi mente es libre
Y los dolores del pecho van desapareciendo
O perdiendo su forma
Hoy es 10 o quizás 11 de Julio
Y mi memoria me grita que las fechas son importantes.

Porque un 29 de Abril me enseñó que todo puede estar bien
Que tus labios eran de opio, en la fe tu ser,
Y que Thanatos no sólo significa muerte,
Sino también vida y vida para ti,
Vida que te ofrezco.

Porque Mayo me enseñó una nueva fuerza
Que la ilusión que no existe,
Que existes Tú,
Tus ojos, tu sonrisa, tus labios,
Y también tu corazón (aunque a veces no lo llevas jjj)

Junio llegaba con alegrías
Y la alegría mía de tenerte era inmensa,
Sabía que todo era real
Y que un poema puede tomar la forma de mujer.

Y ahora es Julio y no distingo qué fecha es,
Sólo sé que es casi la tercera hora de un día nuevo
Y que espero un amanecer cálido,
Saber que estás bien.

El sonido es repetitivo y quiero escuchar tu voz,
Quiero que la distancia pierda su estúpida naturaleza
Y poder estar junto a ti.

Llegará un 15 y reclamará mi presencia
Y aunque no esté, sabes que te quiero
Y lo digo varias veces no para convencer algo,
Sino porque cada día siento un nuevo querer
Más fuerte que el anterior.

Quiero estar junto a ti, saber y sentir que todo está bien,
Observar tus ojos y que no me importe nada más,
Que tus labios se junten con los míos
Y así nazca un nuevo poema.

Y llegarán muchas fechas más amor, y quiero estar allí
Y quizás los orígenes me lo impidan nuevamente,
Pero mi alma estará a tu lado, en tu pecho, en tu mente,
Mi alma de siete gritos que pronuncian tu nombre a la luna,
Mis ojos, sangrando tu ausencia,
Mis brazos que desean cuidarte,
Mis oídos que no escuchan tu risa,
Mi pecho que te pide disculpas,
Mis labios que extrañan besarte y sentir lo sagrado de tus labios,
Y estará cada centímetro de mi cuerpo gritándote Te Quiero Amor.
Todos los escritos y post colocados son de propia autoría, de colocarse un post de otro autor se colocarán los créditos correspondientes.