23.12.08

Humano


C A S I

O L V I D O

Q U E

S O Y

H U M A N O
Nota del autor: Imagen "Sacred Heart" de Peskador

19.12.08

Directo

Hoy la voz escuchada me da la vida,
la fuerza que mañana todos verán,
porque su voz se formó de las nubes
y del cielo las luces arrojó.
Esta noche no hay antipartida,
sólo mi deseo que marzo se acerque
mis ganas tremendas de verte
y que aún sigas dictando estas palabras
sin importar si en algun momento se me acaba la vida.
No me importa si este poema
tiene rima o musicalidad,
si es vanguardista o un viejo barroco,
si un revólver 45 es mas hermoso que la musa.
Sólo quiere gritar hacia el O2 que me das.
Esta es talvéz toda la expresión
que una cruz me cubre, que me inmuta y aun calla
Te extraño y no hay más palabras para continuar
Te quiero y ya lo escuchaste
lo escuché yo
pero sobretodo tú.

7.12.08

Introspección desde el Queirolo


Ando entre las veredas
púrpuras y aguijones opacos,
entre algunos árboles sin vida,
ni horizontes de mareas
en las nubes inmortales del silencio.

Ando pegado a las notas
y a mis papeles de ébano
que escapan en la tarde de los viernes
a llamarte y a susurarte al oído
que Te Quiero.

Ando atando los minutos a una torre
flanqueada por obeliscos y niños de luz,
sin mirar la calle inclinada
ni sentir el sudar de mi corazón.

Ando volando en los ojos de los árboles
sintieno la piel de los senos suaves
de la enamorada que no tengo
y extrañando los besos de mi inspiración.

Ando de la mano de Erato y hablando con Clio
pero aún así de vez en cuando me pierdo
y trato de llamr a mis sentidos
olvidando que una brizna se los llevó.

Ando clamando mis palabras
encerradas en el papel
con el camino desierto
al final no importa si es igual.

Ando entre tus labios en mi recuerdo
y atrapando las anarquías de la ciudad
atropellando toda la mierda
que al diablo se nos va.

Ando pegado a tu pecho
y aun no te das cuenta.
Qué más decir...
Qué más decir.









29.11.08

Te Quiero


Tan alto, mirando todas las luces, la mìa, las millones. Cómo quisiera tenerte ahora observando en medio de la oscuridad todas nuestras luces, sentir tu abrazo y de tus labios un Te Quiero que termina en mi beso, y seguir observando nustras luces, porque por esta noche podemos ser dueños de todo incluso del tiempo y de la maldita distancia, porque quiero que sepas que hoy 29 de noviembre a las 7:38 de la noche acabo de terminar "La Resurrecciòn de la hija de Jairo" con un poema para ti, y que tambièn hoy, estoy pensando en los demás días y sé que no estarás para leer los poemas, para observar tu risa, para mirarte más veces y verte de reojo leerlos. Y confieso que en una habitaciòn oscura y tirado en una cama las lágrimas brotaron y cómo deseaba que quizás mis lágrimas y todas las demás gotas incluso las del rocío de la madrugada se transformen en ti o me lleven hacia tus ojos. Y confieso que esta noche los demás me observan frente a un monitor como un desvarío y no me importa aquello. 7:46 y sigo pensando en ti y cómo no quieres que lo haga si hoy he despertado a las 4 de la madrugada y he sentido que quisiera abrazarte, abrazarte, cuidarte y he desesperado porque temo no estar para cuidarte y sólo sienta que el tiempo me mata y la distancia MALDITA SEA! nos siga observando. Toda la oscuridad sigue llegando y yo, mirando las luces y deseando tenerte aquí como los viernes nos observaron, tenerte aquí y seguir escribiendo, decirte que no puedo más, gritar una y todas las veces que sean necesarias que: TE QUIERO.

31.10.08

Eclipse


Cogió sus manos que vienen del cielo
y los pegó a la pupila de su pecho
como lo hacen los astros navegantes
en el paraíso de lo incierto,
en cada penumbra y en cada sombra,
en el llamado sin nombre de los ojos.


Encontró el eclipse en tu sombra,
se lo llevó a cada latido de la mañana,
conversó contigo y no supo respirar
tu aire, tus líquidos, tu penumbra.


Ya que más puedo contarte
si la madrugada me embarga
si sé que me esperarás mañana
una y menos dos veces más,
una y aunque no exista el final,
me darás la vida sin fruto
pero llenarás mi alma.


Mañana llegarán los demás finales
y te llevarán como carne podrida
como huesos eclipsados en el infinito
como sangre derramada de un paria.



Ella te volvió a coger y no respiraste
no supiste que desde el primer párrafo estaba tu final
no supiste que soy inmortal aún siendo humano
aún llorando el delirio tremulante de tus besos.


Mañana no acabará para mi,
pero significará que los 26 y los viernes
son mi alimento en las penas,
significará que la marchita pluma aún vive.








17.10.08

El Despertar


La sangre emanaba de sus labios,
sus brazos me abrazaban
cogìa mis hombros
y me llevaba hasta el inconsciente.
Su cabello era el reflejo de la sombra,
sus ojos, indescriptibles.
Mi rostro se apegaba màs a su cuerpo
y sus manos acariciaban al viento.
El tiempo no era natural,
nuevamente sus labios se juntaron,
sentì su respiraciòn
una alegrìa extraña.
Este ser que llevo dentro escapa
se transformò en uno solo,
llamò a sus ojos eclipse
y el òpalo en la eternidad...




3.10.08

Oda a Yuyaykuna


Deja libre a ese grito serrano
acaso de dolor,
mas bien, de rencor
que una noche,
esas balas alimentaron.

Yo no viví una Lucanamarca
ni una fría tarde Chunguina;
no sentí esos fríos pastos
ni vi a los muertos arrinconados.

A mi no me rozaron las balas
ni las piernas me cansaronde tanto correr,
pero pude ver a lo lejos
a mi pueblo atardecer.

Yo no olvido a los hombres caídos,
que por la paz que ahora vivo
dieron sus vidas
sin importar testigos.

Yo no sentí el tronar de unas bombardas,
ni escuché el llanto correr;
no vi a esos encapuchados acercarse
y con fusiles en mano dejar su ira caer.

Yo no sentí el golpe en La Mar
ni escuché a ese charanguito silbar,
pero como dice en Yuyaykuna
olvidar a nuestros muertos
Jamás.

27.9.08

Comandante


Era la tarde y la barca encallò
el fuego de metralla como bienvenida
la sabia elecciòn de la mochila y el ùnico grito
"¡Aquì no se rinde nadie carajo!"
que tu voz, la de Camilo Cienfuegos,
y la de los 82 en la Granma.

Sòlo 12 quedaron,
tu con 4 y ya la Sierra Maestra era tuya
todos los ànimos, la nueva llegada
la nueva uniòn, la camisa y el nuevo Fusil.

Educador, Mèdico, Revolucionario
y libertador.

Cada tiro acertado, cada caìda con asma
cada noche pensando en Hilda
y en toda la lucha.
Bolivia y la altura, no soportò màs
los militares 2 màs.
8 tiros en tu cuerpo,
"¡Tan sòlo soy un hombre!".

Eres revolucionario, Argentino,
Cubano, Peruano y Boliviano,
eres siempre la inspiraciòn
"La sonrisa congelada".



17.6.08

Amante del dolor o la realidad de la nada

Hoy lanzas ese beso lacerante
cuando el dolor se apaga,
ahora que en el cielo no hay estrellas
no hay nada, no hay nada.

Siente còmo cae
esa làgrima de tus venas
sobre mis ojos dolidos,
en la hoja de un otoño vacìo.

Què compañia me muestras
amante del dolor,
què sueño recuesta en tus hombros
si ahora me ves marchar.

Ya no hay brùjulas que marquen tu nombre,
no hay voces que te llamen,
ni oidos que escuchen,
ahora que no estàs, sin nada,
sin estrellas, sin cielo.

Asesinato de tus ojos en la calle muerte

Que te llame el desierto,
que se alegre este silencio,
ahora no estàs.
Se perdiò la pena de tus horas perdidas,
se murieron tus ojos
y su brillo amaneciò con la oscuridad.

Se hunden las letras
sobre este bosque de sombras,
sin llamadas, sin miradas,
ya no hay espera,
que se pierdan tus labios a solas.

25.4.08

Holocausto

Ya no oiràs nada
ya no esperaràs mis pasos,
no estarè aquì, no busques en tu sueño,
que acabo de salir.

Perdido solo en mi mente,
en mi andar por un poema màs,
deja atràs este maleficio,
que te recogerà junto con mis besos,
esos que nunca recibiste,
que ta vez no esperaste.

Una palabra, una mirada,
esta perorata, y nada màs,
ya no recibiràs la noche con la luna,
ya no escucharàs mi canto infernal...

Almas

Harto de esperarte a lo lejos,
de que me callen las horas
de mirar hacia el mar.

Voz perdida en el bosque de los sueños
esperàndome tal vez,
o quizàs odiàndome
porque ya no te busco.

Si la distancia son las almas
que bajan buscàndote
que regresen a un lado
y ya no te busquen.

Estoy cansado de esperarte
con la sangre de mis recuerdos,
de mis dibujos antes del nacimiento
y conuna balada que recuerda tu cabello
hecho ondas de alegrìas y silencio.

Renacer

Por què tienes que callar, por què ya no hay màs envios de sueños, cuàndo se perdieron las llamadas.
Recuerdas cuando veìa por ese silencio de luz taciturna, cuando volaba para soñarte, cuando no esperaste nada màs que el olvido.
Cuàndo fuè que se agotò la poesia, cuando leìas los fundamentos de estos cielos, de sentimientos alejados, perdidos, los monòlogos de un loco y el viejo hechicero de plata.
cuàndo me diras esa palabra que me haga renacer. ...
(La caìda de un Holocausto y un nuevo renacer)

Declaraciòn antipartida I

Luna que refleja los ojos de un perdido, de un dolido que espera caer con la lluvia de abril, aguardando que retorne unos hechizos con palabras de otoño, con el renacer de tu mirada, de tu risa, de la distancia transformada en mensajera de tu voz, con los miedos del orgullo que nunca llegaron y que piden que aùn no partas...
Kevin Mendo
( La caìda de un Holocausto y un nuevo renacer)

17.3.08

Poemas Profanos

POEMAS PROFANOS

I

Iba cayendo
mientras estaba sentado en la noche
ahora tu mirada me intuye a morir.
Tienes mucho en qué pensar, o quizás no;
pero ya no estaré aquí.


Sigo siendo parte de este suicidio
tal vez ya no tengas que decirme,
sólo esperas que caiga tendido en tu desdén
no es tu intención, pero esta noche me perderé.


Aprensión que se veía venir,
dolor que se iba a sentir;
no supe cuanto, tanto;
sólo que iba a morir.


Tal vez esta tarde no pienses en mi
quizás nunca lo hiciste,
tal vez ahora tengas en qué pensar, tal vez;
pero lo que tienes que saber,
es que acabando el anochecer
ya no estaré junto a ti.


II


¿Crees que soy inmune?
ahora en que piensas,
Madre de una pena paria
de las palabras
y de las lágrimas, que ahora
se convertirán en sangre.


El alba es testigo
de alma que se fue perdiendo
a través del infinito
del disparo que me diste
de la mirada que me ofreciste.


En qué piensas Madre de mi dolor,
ahora me verás partir
con el frío de la noche
que te destruye la carne,
que pudre tu sangre,
que te rompe los huesos,
de esos que no sentía
cuando caía; cuando olvidabas
cuando te perdía.


Maldita luna que fue testigo de esta pena,
muerte, ahora seca las lágrimas
que caen en la habitación.


Ahora ya no me comentes de tus deseos
que más tarde me verás morir
tal vez ahí sientas lo que yo,
cuando te vi, cuando te perdí.



MEMORIA OCULTA


Cómo quisiera tenerte ahora, tenerte siempre
vagar a través de tus cielos, de tus deseos;
sentir lo que tu sientes, vivirlo juntos
compartir contigo tus ilusiones, levantarte en las decepciones.


Quiero contarte esta historia acompañado de tu risa,
quiero compartir la vida oculta, soñarla juntos.
Te abrazaré en las noches de luna
y te cuidaré cuando no esté ella;
te signaré por un sendero hasta mi ventana
detrás de una lucha paria.


En mañanas calladas como esta,
te veo a través de mi celda, encadenado
con una fuerza que lleva escrita
mis deseos más sentidos, mis deseos más queridos.


Veo un ave que grita tu nombre
que muere en el sufrimiento
la veo entre sábanas, entre lágrimas;
siento ese ave que muere,
en un silencio que le da la espalda,
en un sentido combinado con ansias
y el cansancio de seguir perdido.


Me voy meciendo en tu aureola
entre cabellos y entre tu aroma;
siento que se me acaban las palabras
para seguir escribiendo estos versos, este poema
no se si lo leerás algún día,
no se si seguiré aquí o tal vez contigo.


Quizás llegue el día en que estas palabras
ya no recuerden mi nombre
tal vez te sienta ahora o tal vez te pierda siempre.


Voy en busca de un destino, creo sin sentido
ando entre estos caminos perdidos,
¿Recuerdas cuando bajábamos
a través de los toboganes
transformados en vereda?
¿Recuerdas cuando el viento te cubría a solas,
cuando ya no mirabas las horas?
o recuerdas cuando me hundía en la sombra,
en el dolor que siento ahora.


Quiso tu voz que me despierte
de un sueño crepuscular
quiso que te mire cada día
acompañando tu andar.


No se si algún día terminaré este poema,
creo que quise hacerlo mas largo,
o tal vez ya no me esperes;
pero por ahora me voy despidiendo,
no con un beso, no con un abrazo,
sino con una palabra: Te Quiero.


ODA A YUYAYKUNA


Deja libre a ese grito serrano
acaso de dolor, mas bien, de rencor
que una noche,
esas balas alimentaron.


Yo no viví una Lucanamarca
ni una fría tarde Chunguina;
no sentí esos fríos pastos
ni vi a los muertos arrinconados.


A mi no me rozaron las balas
ni las piernas me cansaron
de tanto correr,
pero pude ver a lo lejos
a mi pueblo atardecer.


Yo no olvido a los hombres caídos,
que por la paz que ahora vivo
dieron sus vidas
sin importar testigos.


Yo no sentí el tronar de unas bombardas,
ni escuché el llanto correr;
no vi a esos encapuchados acercarse
y con fusiles en mano dejar su ira caer.


Yo no sentí el golpe en La Mar
ni escuché a ese charanguito silbar,
pero como dice en Yuyaykuna
olvidar a nuestros muertos
Jamás.


LLANTO
Bandera que se ve manchada por el pueblo herido
olor a pólvora en el viento,
cartuchos caídos, reventados,
como los cuerpos en el campo.


El llanto de las mujeres recogiendo los cuerpos
buscando al hermano, al padre de las criaturas
que ahora lloran por el estruendo de los fusiles
que la noche anterior destrozaron sus casa
y los dejaron huérfanos.



LUCHA FILOSÓFICA DE CRÍTICA ESTRUCTURAL Y TELEOLÓGICA DEL SER


Hombre testigo de una vida trascendental,
que mira la lluvia convertida en un sumidero
escucha los gemidos de una princesa
los lazos de una luna paria
viendo los espejos desolados
los vidrios quebrados, victima de su metafísica
preso con esa cadena de libertad
con ansias de revolución, o tal vez evolución,
pero temiendo ser oprimido,
y que su lucha se convierta en utopía
escuchando la brisa y sintiendo que no puede mas
pensando siempre en lo que hará y en sus orígenes
no se da cuenta que muere en el presente,
no mira el futuro, y no quiere cambiarlo,
quiere seguir siendo preso de sus temores.


Ese hombre que no se da cuenta de la esencia de su ser,
de lo que es capaz de hacer si olvida sus ambigüedades
ya cansado de ver ese desierto azulado,
mirándolo llorar, y también llorando él
por que cree que es un ser insignificante,
pobre hombre, no se da cuenta que podrá morir él,
pero jamás su pensamiento.



APRENSIÓN


Hombre teniendo la necesidad de sentir y expresar afecto
pero nunca inclinando las piernas.
Es el hombre quien lucha con su pensamiento,
con ese ser enmarañado que lleva dentro,
viendo sus necesidades, sintiéndose como un ser sin abolengo
augurando tal vez queriendo explotar
pero vivir todavía.


El hombre es preso de sus metas e ideales.
El hombre es preso de sus amores e ilusiones
quiere cumplirlos, no se da cuenta que cada vez se apresa más,
no puede estar solo, porque no llega al equilibrio,
no puede ser bueno sin antes pensar como malo,
no puede negar algo sin antes sentir en ese algo.


Hombre que puede pasar horas examinando sus dudas,
volando a través del infinito de su cerebro,
pensando que está bien y que no,
temiendo ser presa del ser que lleva dentro
viviendo en esa aprensión inmortal de poder estar bien.



GRITO AGÓNICO


Dudaba de la historia que ahora
me empiezas a contar,
no sentía el camino que
me invitabas a andar.


Siempre hablabas del destino
y de la lucha que hay que librar
entre los valles perdidos
la sangre hay que derramar.


Ahora me susurras despacio
el sonido que un día me hiciste oír,
ahora coges el lápiz
y escribes que ya no hay que sufrir.


Me introduces en tu sueño y
me unes a tu potestad,
cómo haces para hablar a un pueblo
y que este grite Libertad.

6.3.08

Poemas

Mañana sin tiempo
y
la mirada de Ericka
Esta tarde puedo ver tu mirada
hasta que me llame el olvido
o hasta que la vida se olvide que sigo aqui.
veo en mi mano la historia
que empecè a escribierte,
veo el dibujo, y te veo a ti.
El abrigo templado
Esperando 2 dìas y medio
en los cuàles voy contando
1, 2, 3 y el tiempo se va.
Tal vez esa vieja melodìa
quiere resucitar,
entre E y F, el dolor no està.
Las pupilas del viento
ahora se cierran,
se caerà mi velero,
el resto no importa.
Es un tìtere del olvido
las horas pasadas,
el llanto del reloj
y la pobre manecilla.
Una hoja escrita
debajo de 2 textos
se va riendo del sueño
y del abrigo templado.
Antidesquicio y el suicidio olvidado
Toda la noche lloviò con sus ojos,
con esa presiòn en el pecho
que despierta el querer abrazar el llanto
y querer ordenar el pensamiento...
y los fundamentos.
Siento ese grito nublado
de las pistas y bancas,
de las noches desoladas
y una luna ajena a mi.
Miraba una tarde verde con lluvia,
leyendo el dolor, la protesta y la ilusiòn
con el recuerdo de las risas
y esos tiempos tranquilos.
En esas mañanas donde el viento
me decìa que era fuerte
y me invitaba a seguir,
lo escuchaba,
mientras una lagrima querìa surgir.
El grito que querìa escapar
sentado en un muladar
de un canto agònico
que intuìa a morir.
El sonido de una luz
de tu luz, el llamado
de un corazòn que
no te deja de soñar.
Una expresiòn suicida
que exclama tu nombre
entre los espejos de tus ojos
antes de ver la partida.
Todos los escritos y post colocados son de propia autoría, de colocarse un post de otro autor se colocarán los créditos correspondientes.