17.6.08

Amante del dolor o la realidad de la nada

Hoy lanzas ese beso lacerante
cuando el dolor se apaga,
ahora que en el cielo no hay estrellas
no hay nada, no hay nada.

Siente còmo cae
esa làgrima de tus venas
sobre mis ojos dolidos,
en la hoja de un otoño vacìo.

Què compañia me muestras
amante del dolor,
què sueño recuesta en tus hombros
si ahora me ves marchar.

Ya no hay brùjulas que marquen tu nombre,
no hay voces que te llamen,
ni oidos que escuchen,
ahora que no estàs, sin nada,
sin estrellas, sin cielo.

No hay comentarios:

Todos los escritos y post colocados son de propia autoría, de colocarse un post de otro autor se colocarán los créditos correspondientes.