24.1.09

Holocausto (fragmento)


Ya había tomado la decisión. Pensaba en dicho asunto día y noche, en las tardes, mientras observaba cómo el cielo se transformaba de un ralo gris a un anaranjado intenso, y cuando el sol iba cayendo tomando un color rojo sangre -eso me hacía pensar mucho más- y también pensaba durante las madrugadas, donde me despertaba sudando y agitado como si hubiera terminado de correr en una persecución; y en otras ocasiones era nuevamente la misma pesadilla donde aparecía nuevamente ella, tan amable y sonriente, dispuesta a morir pero sin saber cómo.
Aquella mañana me había levantado como de costumbre (sudando y agitado) hecho un desvarío sobre mis sábanas y la cubrecama de antiguos barcos ingleses de madera yacía al pie de mi cama; puse los pies en el frío suelo azul y tanteé mis sandalias, me dirigí a la ducha y empecé a sentir cómo caía el agua fría sobre mi rostro tranquilizándolo mágicamente todo. Es verdad lo que dicen acerca que el agua es vida; tiene un don extraño, como un sedante natural. Es una terapia estar bajo el agua de la ducha cuando uno está cansado o estresado, o sentir el preciado líquido entrar por tu garganta cuando te despiertas a media noche con la boca y los labios secos quizás por una pesadilla. El agua empezaba a bajar por mi pecho y mi espalda de una manera de caricias, era realmente gratificante.
Tomé una toalla y fui a ponerme unos jeans con un polo conde curiosamente había una manchas que si hubieran tomando un color rojo oscuro parecería que me hubieran clavado un cuchillo en medio del pecho, me puse las zapatillas de lona y decidí ir a desayunar a un café -no tenía suficientes ganas de prepararme un desayuno “decente”- que mejor no les digo el nombre porque de seguro las autoridades de la nación –que se jactan de su eficiente labor investigativa e incorruptible- deciden clausurar el local al enterarse que atienden a una persona (en este caso: yo) que pretenden planificar un asesinato mientras toman un café y comen unas galletitas caseras. Llegué y me senté en el mismo lugar de siempre, Se acercó el mozo y me ofreció la carta dándome la bienvenida al café, yo de inmediato le pedí un desayuno, que consistía en dos huevos revueltos con jamón del país, unas tostadas y una taza de café que venía acompañado de un par de galletitas caseras muy ricas; luego de tomar un buen sorbo de mi café como si me inyectara alguna droga –es que soy un adicto al café, debo confesarlo- iba entendiendo porqué me gustaba ese sitio; desde allí podía observar el mural que había a mi derecha en done unos hombres pintados en diversos colores parecían celebrar una fiesta y las casas multicolores a su alrededor se iban haciendo más chicas en una perspectiva perfecta; también podía ver el estante de madera atrás de la barra, donde descansaban con milimétrico orden botellas casi siempre de tonalidades oscuras, algunas eran largas y delgadas, otras, bajas y rechonchas, y algunas muy estilizadas; al costado de la caja se extendía una amplia congeladora donde se podía observar una gama de helados de todos los sabores y colores que a cualquiera que se acercase le provocaría quedarse mirando todos los recipientes con cremosos helados, alguno con chips de chocolate o menta. Todo era perfecto: El techo alto, las tenues luces que iban muy bien con el ambiente y la suave música. Todo era preciso para pensar cómo debería matarla.

3 comentarios:

Rodrigo dijo...

Buen lugar para planear un crimen. He notado tu introducción a la mente del protagonista a lo "Crimen y Castigo". Buena introducción para una (estoy seguro) buena historia. Te conosco y lo que haces es bueno.

Otra cosa. No sé si será cuestión de masas o de peruanos pero siempre alguien tiene que mencionar algún diminutivo. ¿Curioso no? ¿Cosa de peruanos o de cada uno?.

"...de un par de galletitas caseras muy ricas..."

Chao. Saludos. Espero ver más.

Vale Becker dijo...

Hola! Gracias por pasar por mi blog! El tuyo está muy bueno también, me gustó este fragmento, ahora me pongo a leer algo más.

sarah dijo...

sigue la historia esta wena :)

Todos los escritos y post colocados son de propia autoría, de colocarse un post de otro autor se colocarán los créditos correspondientes.