29.9.09

POEMAS PROFANOS (Ed. Completa)



POEMAS PROFANOS

Y de un trazo salió el dolor,
que rompía los colores
de una nube vacía;
y en la esquina del grito ahogado
las voces me pedían
que siga estando aquí.


I

Iba cayendo
mientras estaba sentado en la noche
ahora tu mirada me intuye a morir.
Tienes mucho en qué pensar, o quizás no;
pero ya no estaré aquí.

Sigo siendo parte de este suicidio
tal vez ya no tengas que decirme,
sólo esperas que caiga tendido en tu desdén
no es tu intención, pero esta noche me perderé.

Aprensión que se veía venir,
dolor que se iba a sentir;
no supe cuanto, tanto;
sólo que iba a morir.

Tal vez esta tarde no pienses en mi
quizás nunca lo hiciste,
tal vez ahora tengas en qué pensar, tal vez;
pero lo que tienes que saber,
es que acabando el anochecer
ya no estaré junto a ti.

II

¿Crees que soy inmune?
ahora en que piensas,
Madre de una pena paria
de las palabras
y de las lágrimas, que ahora
se convertirán en sangre.

El alba es testigo
de alma que se fue perdiendo
a través del infinito
del disparo que me diste
de la mirada que me ofreciste.


En qué piensas Madre de mi dolor,
ahora me verás partir
con el frío de la noche
que te destruye la carne,
que pudre tu sangre,
que te rompe los huesos,
de esos que no sentía
cuando caía; cuando olvidabas
cuando te perdía.

Maldita luna que fue testigo de esta pena,
muerte, ahora seca las lágrimas
que caen en la habitación.

Ahora ya no me comentes de tus deseos
que más tarde me verás morir
tal vez ahí sientas lo que yo,
cuando te vi, cuando te perdí.

III

No hables nada nuevo,
Porque de lo desconocido surgiré.
Te arrastraré por espinas amargas
Encima del cielo,
Y del muladar haré tu hogar.

No ilumines nada,
Porque del crepúsculo sacaré las fuerzas
Que te destruirán.
Vagarás en la penumbra de mi cuerpo
No sentirás tus venas
Y tus huesos caerán.

Nadarás entre meandros y desagües
Porque eres lágrima de un dios
Que no sabe gritar.
Porque eres ser aborrecido
Por ángeles olvidados
Por todas las palabras
Que de mis labios no saldrán.

IV

Que tu sangre se evapore y carcoma,
Con el calor aborrecido,
Con esta mierda que observa,
Que se meta en su cuerpo de hedores.

Tanto esperas a lo desconocido, sombra ondulada.
Es lejana mi estancia,
Empieza a marchar porque en mi no estás.

Indesición, compañía, toda esta amalgama de ira.
Malditos seres, viajen, duerman en el basural,
Porque en mi no están.

V

¿No observas acaso la sangre?
De los caídos y sus lágrimas,
De seres que ya murieron
Pero que no están vencidos.

La muerte, el dolor,
La soledad…
No seas indiferente,
Que el eclipse te enlutará.

Maldito dolor que recuerda aquel día.

Maldito sonido taciturno, taquicardia,
Llamado ensimismado de la espera.

Que tu sangre me reconozca
Que tus huesos partan
Que tu piel no sienta
Lo que yo aquí, lo que yo ahora…

Todo cayó, empezó en todos lados,
Con los versos, con el tiempo,
Ahora tú.
Todos los escritos y post colocados son de propia autoría, de colocarse un post de otro autor se colocarán los créditos correspondientes.